En la madrugada de este lunes, murieron dos integrantes del ejército, en el sitio conocido como la playa, a siete kilómetros del municipio de Hacarìn, Norte de Santander.  Así lo confirmó el General Alberto José Mejía, comandante del Ejército.

El alto oficial repudió en la forma que murieron los integrantes de la fuerza pública.

Hombres que se movilizaban en motocicletas, ultimaron a los dos integrantes del ejército.  Según, las primeras informaciones los militares patrullaban en la zona apoyando las operaciones de inteligencia militar.

Los uniformados iban a recibir un desmovilizado del ELN, (Ejército de Liberación Nacional) cuando fue sorprendida la patrulla.

El ataque viola el derecho internacional humanitario y responsabilizó a la guerrilla del ELN, señaló el General Mejía.