La Policía Nacional habría enviado supuestamente un correo a este agente pidiéndole el peritaje al vehículo el cual fue realizado sin la autorización de las directivas de La Fiscalía.

El ente acusador compulsó copias a la Procuraduría General para que investigue disciplinariamente a esta persona.