La celebración de amor y amistad en el mes de septiembre, extrañamente, es uno de los meses del año más violentos  en la capital colombiana según las estadísticas, debido a esto, la alcaldía de Bogotá, decretó “TOQUE DE QUEDA” para los menores de edad durante los días viernes y sábado  a partir de las 11:00 pm hasta las 5:00 am. Obligando a que los menores se queden en casa, y así evitar la multiplicación de las riñas e incidentes, “…el objetivo es garantizar la protección a la vida y la integridad de todos los ciudadanos, especialmente de los menores…” dijo la coronel Olga Salazar, directora de infancia y adolescencia  de la policía metropolitana de Bogotá.

La medida se aplicará a los siete barrios más violentos de la capital: Keneddy, Bosa, Suba, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Usme y Ciudad Bolívar.

Los jóvenes que no se acojan a la medida serán trasladados a centros especializados por la policía nacional, mientras que los menores que estén acompañados por sus padres no tendrán ningún inconveniente.