Por solicitud de la Fiscalía 13 Local, el Juez Promiscuo Municipal de Timbío (Cauca) envío a la cárcel, con medida de aseguramiento, a dos patrulleros de la Policía Metropolitana de Cali (Valle del Cauca) y a un civil, quienes intentaron asaltar a un conductor y a dos pasajeros de un bus interdepartamental, a la altura del municipio caucano de Piendamó. El bus transportaba mil millones de pesos escondidos en una caleta.

La Fiscalía, en desarrollo de las audiencias preliminares, les imputó cargos por los delitos de porte ilegal de armas agravado, en coparticipación criminal, en concurso heterogéneo con secuestro simple y hurto calificado y agravado.

Los hechos ocurrieron en la vía Popayán-Piendamó, donde el conductor del bus detuvo el vehículo al ver que dos hombres a bordo de una motocicleta, y otro que viajaba en una camioneta, se identificaron como agentes de la Sijín para hacer una requisa. Dos de los agentes, quienes mostraron sus carnets de policía judicial, con armas exigieron a los pasajeros entregar sus celulares, dinero, joyas y empezaron a buscar el millonario cargamento.

Durante 20 minutos, los tres hombres mantuvieron encañonados a los ocupantes del automotor mientras continuaban el recorrido, pero llegando a un sitio cerca de Piendamó, el conductor del bus lo detuvo donde estaba una patrulla de la Policía de Carreteras y se lanzó del carro gritando que eran objeto de un atraco. Los uniformados subieron al vehículo, redujeron a los tres hombres, y en un maletín encontraron celulares, 340 mil pesos, dos gorras de la Policía, dos chaquetas y los documentos que los identificaban como patrulleros activos. Uno de ellos está adscrito a la Policía de Infancia y Adolescencia.

Luego al revisar el vehículo, los agentes de la Policía de Carreteras encontraron los $1000 millones de pesos dentro de una caleta ubicada cerca al baño del bus. El dinero, en billetes de $50 mil, estaba empacado en bolsas plásticas.

En la diligencia de control de garantías, el juez legalizó la captura de los dos agentes y el civil que los acompañaba, quienes fueron identificados como Jhoiner Orlando Sánchez García y Jojhan David Trejos Carvajal (patrulleros) y Kevin Alexis Agudelo Bravo.

Conductor judicializado por lavado de activos

En otras audiencias preliminares un juez de control de garantías de Popayán (Cauca) legalizó la captura de Carlos Andrés Morán Caicedo, conductor del bus interdepartamental, a quien la Fiscalía le formuló cargos por el delito de lavado de activos.

El juez se abstuvo de imponer medida de aseguramiento contra el indiciado y lo dejó en libertad, sin embargo continuará vinculado al proceso.

Entre tanto, el vehículo y el dinero fueron incautados con fines de comiso.