Dominique y René Torá son dos turistas franceses que decidieron llegar al balneario de La Boquilla en el norte de Cartagena a disfrutar de una tarde playa y de degustar de las delicias del mar que ofrece esta ciudad.

Al llegar al corregimiento fueron abordados en la entrada por estos jóvenes que sirven de guía o puente para los restaurantes que están en la playa, denominados ‘pide-pide’.

En el sitio que les recomendaron pidieron dos robalos sudaos en zumo de leche de coco, tres cervezas y una botella de agua, hasta allí la cuenta sumaba 60 mil pesos.

Pero ya cuando finalizaba la tarde los jóvenes que los guiaron, llegaron con una bandeja mixta de mariscos y después de comerse este manjar con lo mejor de los frutos del mar, los guías pasaron la cuenta que superó los 850 mil pesos.

Ante esta situación los franceses indignados solo les dieron 100 mil pesos según contó Carlos Arturo Jiménez, propietario del restaurante ‘El Rey Arturo’. “Llegué a la carpa y en cuanto vi la discusión trate de mediar porque el nombre de mi restaurante está de por medio. Ellos me dijeron que cuánto me debían por lo que les había ofrecido y les dije que 60 mil pesos. Él sacó dos billetes de 50 mil y me canceló lo que me debía”.

Según Carlos Arturo el extranjero le dijo a los ‘pide-pide’ que lo dejaran tranquilo porque no tenía más dinero y fue entonces cuando los siguieron en dos motos y veinte minutos más tarde Dominique gritaba que la ayudaran porque los estaban atracando. Los turistas fueron despojados de sus pertenencias, entre las cuales tenían dos gafas de sol, un celular Samsung S6 y una mochila con dinero en efectivo.

Los turistas extranjeros presentaron su denuncia en la inspección de Bocagrande para que las autoridades puedan individualizar a los implicados en este hecho.