En Barranquilla el 10 de noviembre de 2015, cuando según el denunciante fue objeto de un supuesto allanamiento y hurto por parte de personal que vestía uniformes de la Policía Nacional.

Con el apoyo de la Sijín la Fiscalía de la Estructura de Apoyo (EDA) de Barranquilla (Atlántico), , capturó a seis patrulleros de la Policía Metropolitana de esa ciudad, por orden del Juzgado 12 Penal Municipal con función de control de garantías por el delito de hurto calificado y agravado.

El juez de garantías de Barranquilla impuso medida de aseguramiento en centro carcelario por cargos de hurto calificado agravado en concurso con tentativa de homicidio, en contra de Silfredo Enrique Tuirán Santos, Jhan Carlos Peña Curiel, Cristian Fernando Vargas de la Hoz, Sergio Andrés Hernández Roa y Anderson Javier Fuentes Ballesteros. y a Jorge Leonardo Díaz Manjarrez le concedió la detención domiciliaria.

Según el relato de la víctima, los uniformados ingresaron a su residencia identificándose como del Gaula, luego lo golpearon y encañonaron con armas de fuego, diciéndole que les entregara las armas de fuego que tenía porque si no lo iban a cargar con droga para que no saliera de la cárcel o si no que le pegaban un tiro.

Mientras un grupo de policías, continúa el relato, buscaron en todos lados, otros dos lo mantuvieron encañonado y desnudo. También denunció que dos menores, uno de seis años y otro de nueve meses de edad, al parecer fueron maltratados cuando los uniformados levantaron un colchón, mandando los niños contra la pared.

Por el hurto de cinco millones de pesos, representados en dinero en efectivo ($1 200 000), una tableta y un teléfono celular,