En el marco de la operación Ofensiva Nacional contra el Crimen, adelantada por la Fiscalía General de la Nación y la Policía, el Vicefiscal Jorge Fernando Perdomo aseguró que el ente acusador ha identificado en qué municipios y regiones operan estas 2.500 bandas delincuenciales, quiénes son sus cabecillas y en qué fenómenos criminales están involucrados.

“Tenemos 20 fiscales dedicados a judicializar a estas estructuras, sabemos qué hacen, donde actúan, a qué se dedican, y vamos a seguir dando resultados, dentro del ejercicio de análisis criminal, con la Policía Nacional”, aseguró el Vicefiscal.

En la Ofensiva Nacional contra el Crimen, durante esta semana fueron capturados 150 integrantes del Clan Úsuga, disidencia del Erpac, Los Pachenca, y 16 cabecillas de estas bandas criminales, judicializados por homicidio, tráfico de armas, tráfico de estupefacientes, desplazamiento forzado, extorsión y uso de menores para cometer delitos.

“Desde el primero de enero de este año se han capturado 402 personas que han permitido desarticular estas estructuras en zonas del país y hemos encontrado que están asociados a delitos por los cuales deben responder y no constituyen su perfil criminal, lo que permite aumento de las penas de prisión”, dijo el Vicefiscal.

Los 20 fiscales designados para judicializar a las organizaciones delictivas trabajan de la mano con 400 funcionarios de Policía Judicial de la Dijín y la Sijín, en 7 departamentos intervenidos tales como Bolívar, Valle, Magdalena, Antioquia, La Guajira, Meta y Córdoba, donde se realizaron más de 100 allanamientos contra el microtráfico, el hurto de celulares, el contrabando, el atraco callejero y la extorsión.

Por el delito de extorsión fueron intervenidas 17 cárceles del país desde donde se realizaban llamadas, por parte de internos, a los sectores comercial, hotelero y turístico de las ciudades, para extorsionarlos.