Segunda condena en caso Petrotiger – Ecopetrol por cargos de falsedad en documento privado, en concurso homogéneo y heterogéneo de enriquecimiento ilícito de particulares, el Juzgado 11 Penal del Circuito, con función de conocimiento de Bucaramanga (Santander), condenó a Eduardo Acosta Ramírez a 63 meses de prisión y multa de $25 230 780, dentro del caso conocido como Petrotiger – Ecopetrol.

En su decisión el juez le negó la suspensión condicional de la ejecución de la pena y le concedió la prisión domiciliaria como padre cabeza de familia.

Según la investigación adelantada por la Dirección de Fiscalía Nacional Especializada contra la Corrupción, algunos directivos de la empresa Petrotiger generaron el pago de comisiones ilegales, a través de diferentes falsedades, dentro de varios contratos que tenían con Ecopetrol, y que se hicieron unas veces a través de sus propios empleados, como el caso de Marcos Mauricio Vesga, y en otras, utilizando empresas de fachada, como AZ Transportadora, representada por Eduardo Acosta Ramírez, y también, desde las propias cuentas bancarias de Petrotiger.

Con la finalidad de ocultar el egreso del dinero por parte de la empresa, se creó un establecimiento de comercio de fachada, denominado AZ Transportadora, a iniciativa de los miembros de la Junta Directiva y Presidencia de Petrotiger, para lo cual se buscó a Acosta Ramírez a cuyo nombre se constituyó, facturando servicios que nunca se prestaron en cuantía de $1 721 218 657, mediante la presentación de facturas falsas, entre el primero de febrero de 2010 hasta el 7 de septiembre del mismo año, que finalmente fue destinado para pagar comisiones ilegales a servidores públicos de Ecopetrol.