La Fiscalía delegada ante la Corte Suprema de Justicia resolvió precluir la investigación por concierto para delinquir en contra del exgobernador de Casanare, Miguel Ángel Pérez Suárez, quien era señalado por recibir dineros para la financiación de su campaña electoral por parte de los comandantes de las Autodefensa Unidas de Casanare;  Héctor Germán Buitrago Parada alias ’Martín Llanos’ y Miguel Arroyave, comandante del Grupo Centauros.

De acuerdo con el ente acusador, se logró constatar que Pérez Suarez nunca incurrió en delitos de financiamiento y patrocinio de grupos paramilitares.

Por el contrario, se estableció que el ex funcionario no sólo se negó a celebrar contratos que pudieran favorecer a los grupos paramilitares, sino que apoyado en su equipo de asesores en materia de contratación estatal, procedió a revisar y a liquidar toda la contratación que se sospechaba, favorecía a los intereses económicos de los grupos al margen de la ley suscrita en la administración anterior.

Por tales hechos, la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema estableció que Miguel Ángel Pérez y su equipo de trabajo fueron declarados objetivo militar por parte de las Autodefensas Campesinas del Casanare y del grupo Centauros en el Meta.