La Policía Nacional en dos operativos incautó abundante cocaína y capturó dos personas, un  colombiano y un ecuatoriano, el primero se realizó en zonas de influencia en la frontera colombo-ecuatoriana hasta Perú, desde donde enviaba el alcaloide en contenedores hacia Estados Unidos y Europa para su comercialización.

En coordinación con la Agencia Antidrogas DEA y la Policía de Perú, la DIJÍN ubicó un inmueble en el sector de San Isidro, Lima, en el cual se almacenaban 249 paquetes de clorhidrato de cocaína, los cuales fueron incautados, cuando uno de los integrantes de la organización delincuencial pretendía sacarlos del lugar.

Las autoridades detuvieron el ciudadano peruano que trató de escapar en un automóvil en el cual transportaba los 249 kilos de cocaína que se hallaban camuflados en una caleta en el baúl del mismo. Igualmente, fue incautado un vehículo en el que era transportado el alcaloide.

El capturado responderá por los delitos de tráfico de estupefacientes y narcotráfico.

En el otro operativo se incautó un alijo en el departamento de Cesar, el cual iba a ser comercializado por integrantes de la banda criminal ‘Clan Úsuga’.

Según la Policía determinó que esta banda se dedicaba a transportar, el alcaloide vía terrestre en vehículos adaptados con caletas hidráulicas que facilitan el ocultamiento; hasta el departamento de la Guajira,  lugar donde la sustancia era enviada con destino a Centroamérica por medio de embarcaciones langosteras, lanchas rápidas o en  veleros.

La incautación se logró momentos en que uno de los integrantes de la organización delincuencial se movilizaba en un vehículo por el municipio de la Jagua de Ibirico, en cuyo interior transportaba 61 kilos de cocaína camuflados en una sofisticada caleta.

Durante el operativo fue incautado el vehículo en el que se transportaba el alcaloide y se capturó una persona quien responderá por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.