La Fiscalía General de la Nación ocupó hoy 34 inmuebles con fines de extinción de dominio, ubicados en el barrio Antioquia de la capital antioqueña, los cuales estaban dedicado a la distribución de sustancias estupefacientes.

Luego de un año de investigación conjunta entre la Sijín de la policía y la Fiscalía, fueron ordenadas las diligencias de embargo y secuestro de los bienes mientras se adelanta el proceso de extinción del derecho de dominio. Mientras que se resuelve el destino final de los bienes, se ordenó la suspensión del poder dispositivo de los mismos.

Las viviendas y establecimientos de comercio sujetos al proceso judicial están avaluados en 4.000 millones de pesos. Se ordenó además las medidas cautelares sobre varios vehículos valorados en 500 millones.

Simultáneamente a la ocupación de los inmuebles se realizaron 4 diligencias de allanamiento y registro a igual número de viviendas en procura de incautar estupefacientes.

En las diligencias participaron 12 Fiscales especializados de Medellín, investigadores de la Sijín, inspectores de Policía y funcionarios de la sociedad de activos especiales (SAE), encargado de la administración y manejo de los inmuebles, mientras se decide la suerte final de los mismos

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente