Secretaría de Tránsito de Medellín anunció que denunciará penalmente a Melissa Bermúdez.

“Usted no sabe con quién se está metiendo. Por qué me está filmando, eso es ilegal (…) Por qué me estás parando, qué es este atropello ‘home’. Yo soy abogada de la Gobernación y él también, que hijue (…) procedimiento van a hacer, lo que quieren es plata los hijue (…)”.

Estos insultos y algunas agresiones físicas, que fueron propinados por Melissa Bermúdez a dos agentes de tránsito en la calle San Juan con Palacé el sábado pasado, siguen causando polémica, pues la Secretaría de Tránsito de Medellín anunció una denuncia penal ante la Fiscalía por agresión a funcionario público.

“La sanción penal conlleva arresto y esperamos que a esta señora que actuó de manera grosera e irresponsable le caiga el peso de la ley”, dijo Omar Hoyos, secretario de Movilidad de Medellín.

En el video, que fue viral en redes sociales, los agentes de tránsito le explican al padre de la joven, Carlos Germán Bermúdez, quien al parecer había huido de una colisión con otro vehículo y conducía en estado de embriaguez, que tiene que proceder a la prueba de alcoholemia, a lo que el hombre se niega.

Ante la insistencia de las autoridades, la joven responde: “Que por qué ganan plata, eso es lo que quieren plata, plata, pues no se les va a tener. La culpable de todo soy yo, a él no lo involucren en nada. Nosotros no hemos hecho nada malo, él no ha hecho nada malo”.

La mujer, técnica en Mercadeo de la Institución de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano (Cesde), llamó hoy a la Universidad de Sabaneta, donde desde marzo de este año realizaba prácticas universitarias para cancelar el contrato de aprendizaje que tenía con la institución.

Según explicó Luis Yesid Villarriaga, secretario general de Unisabaneta, esta decisión fue tomada por la joven debido a la presión social y mediática a la que se ha visto sometida tras los hechos que protagonizó.

Villarriaga lamentó lo sucedido a la joven y, además, contó que durante los tres meses que ella estuvo prestando sus servicios a la institución universitaria nunca tuvo una conducta grosera o de prepotencia, como la que protagonizó este sábado.

A su vez, Luis Guillermo Mejía Calle, subsecretario de Seguridad Vial y Control, explicó que luego de que el padre de la mujer se fugara de un accidente de tránsito, los agentes abordaron el vehículo y les solicitaron los papeles, así como una prueba de alcoholemia.

Sin embargo, el conductor no tenía licencia de conducción y se negó a hacerse la prueba de alcoholemia, es en ese momento cuando su hija empieza a agredir verbal y físicamente a los agentes. Incluso le da un cabezazo a uno de ellos y repite: “Usted no sabe quién soy”.

De acuerdo con las normas de tránsito, la persona que se niegue a hacerse una prueba de alcoholemia tendrá una multa de hasta 28 millones y se le podría quitar la licencia.